Archivo de la etiqueta: reconocimiento facial

Haciendo la luz al dark data

Todos hemos oído hablar alguna vez de la dark web, pero personalmente el concepto dark data me ha llegado como algo nuevo que ha despertado mi curiosidad.

El dark data o dusty data son aquellos datos redundantes, olvidados, que las empresas y las organizaciones recopilan en el curso de su actividad, pero que luego no utilizan. Es información no estructurada, no etiquetada y no analizada que tiende a permanecer en redes y servidores, ocupando un espacio valioso. ¿Quién no ha trabajado en una gran organización donde los servidores se llenaban y llenaban de datos y que cuando se necesitaba alguno, nunca se lograba encontrar en medio de la marabunta?

Hay tres tipos principales de dark data. El primero es el tradicional, los datos basados ​​en texto: correos electrónicos, documentos, logs de actividad del usuario o logs de monitorización delservidor. Un segundo tipo son los datos no tradicionales: archivos de audio y video e imágenes como grabaciones de conversaciones de clientes, información de sensores generados por el internet de las cosas…. Este tipo de datos oscuros no puede analizarse mediante técnicas de análisis tradicional, sino que requieren un análisis basado ​​en inteligencia artificial, como el reconocimiento facial y de patrones. Y hay un tercer tipo que son los deep data, que es información de la deep web que no puede ser alcanzada por los motores tradicionales de búsqueda. Gran parte de estos datos están controlados por organizaciones gubernamentales o privadas. Incluye datos como registros médicos, registros legales, información financiera… Me encanta esta imagen del dar-data-berg!

Si una organización no sabe qué datos tiene, esto puede llevarle a un aumento de los costes y problemas de cumplimiento de leyes y regulaciones. Al mismo tiempo, estos datos “desconocidos” podrían ser un activo valioso, podrían contener información que no está disponible en ningún otro formato.

El deep learning y la IA están comenzando a ofrecer a las organizaciones nuevas esperanzas y tecnologías para gestionar este 65% de la información que está en estado latente a la espera de un destino.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo otros

NSA, gran hermano, departamento de marketing o de personal

ImageEn el mundo actual colgamos en la web muchísima información sobre nosotros mismos y de ello se nutre el big data que algunas organizaciones recolectan con esperanzas de poder cruzar y extraer resultados. El otro día estaba leyendo un artículo sobre cómo Facebook está haciendo esfuerzos por saber quién es tu pareja, y parece que la conclusión lógica no es la real, o sea que la correlación no es el número de contactos que se comparten, sino el número de redes. Qué interés más curioso por parte de Facebook, no?

De hecho, con los avances que ha habido en métodos de reconocimiento facial, si cogemos una cara (ya sea on-line o off-line) podemos llegar a darle un nombre (y si me apuras, un DNI) a esa persona gracias a los social media. En un par de años podríamos hacerlo con unas Google Glasses inmediatamente cada vez que conozcamos a alguien.

Pero si somos nosotros mismos los que estamos nutriendo de información al sistema, por qué nos molesta luego tanto qué se haga con esa información? Qué los anuncios sean adaptados a nosotros (o a las  necesidades de nuestra pareja)? Es el difícil precio que hay que pagar por el balance entre la comodidad y la privacidad.

Llamemosle NSA, gran hermano, departamento de marketing o de personal; lo único que podemos hacer es ser conscientes de dónde estamos y a dónde vamos, y de la perdida de privacidad que este universo conlleva.  No es que tengamos algo que esconder, pero siempre hay situaciones donde no queremos que aparezca cierta información que colgamos en Facebook, por ejemplo de la boda del primo del vecino 😉

More info in: New York Times Letting Down Our Guard With Web Privacy

Deja un comentario

Archivado bajo marketing, social media