Así están las cosas a principios de este caluroso julio

Los consumidores hemos dejado de comprar tanto por internet como en esos meses anteriores de confinamiento. Hemos cambiado el hacer pan por ir a tomar cañas a las terrazas, y compramos menos alimentos on-line para pasar a comprar maquillaje, equipamiento del hogar y tecnología. Claramente estamos disfrutando el momento con prudencia y preparándonos para para lo que pueda venir.

Y en este mundo de cambio y difíciles previsiones, aumenta nuestra servidumbre digital a compañías privadas como Apple y Google que pueden llegar a acumular tanto poder que no podrá ser controlado por el estado. Y éste no es el camino que queremos para reforzar nuestro estado de bienestar.

Para empezar muchas compañías han empezado a plantar cara a Facebook retirando sus inversiones publicitarias por no frenar su discurso del odio. Y Zuckerberg ha tenido que replantearse su postura inicial de erigirse en defensor de la libertad de expresión, y seguir ahora las políticas de Twitter de etiquetar el contenido que considere peligroso. Se acercan de elecciones en EEUU y queramos o no, sus resultados nos afectan a todos.

Deja un comentario

Archivado bajo economía, marketing, social media

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .